Construye un encuentro mágico! – SEKRETA

Construye un encuentro mágico!


Existe un producto básico y esencial para nuestra vida íntima, que nos brinda una experiencia sexual placentera, su función principal es disminuir el roce durante la actividad sexual, se usa mucho para juego erótico porque puedes masajear, lamer y así erotizar nuestro órgano más grande que es la piel!, como nos enseña Raquel Graña de Íntimas Conexiones, quien nos dice: no todo es penetración!
Se cree que los lubricantes sólo se utilizan durante la sequedad vaginal o durante la menopausia, pero no es así, un lubricante se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo para luego jugar como se te ocurra; si es comestible con sabores, puedes lamer, chupar. Un lubricante nos predispone a estimular la mente para buscar que más se puede hacer, y así salir de lo convencional.
Por supuesto que un lubricante también nos ayuda en los casos en que la lubricación natural no está disponible por la razón que sea; sin embargo, su uso se ha aumentado, no sólo por la falta de lubricación vaginal, sino porque permite interactuar con los juegos preliminares.
Existen tres tipos de lubricantes:
  • Los lubricantes de base mineral-oleosa (derivados del petróleo).
  • Los lubricantes hidrosolubles de base acuosa, es decir, miscible en agua
  • Lubricantes de base silicona
 
Lubricantes De base mineral-oleosa
Se fabrican como una mezcla de gelatina y aceite mineral. No se diluye ni descompone al contacto con los fluidos corporales, como sí ocurre con los productos de base acuosa. Por otra parte, es muy difícil quitar del cuerpo las trazas del lubricante de base oleosa porque no se diluye en agua.
Otra desventaja importante del producto de base mineral-oleosa es que ataca el látex, quitando eficacia al preservativo de este material, tanto como contraconceptivo como protección de enfermedades de transmisión sexual.
Los productos de base mineral-oleosa más difundidos en el comercio son la vaselina y el aceite para bebés. Estos últimos, sin embargo, no son recomendables, puesto que esta sustancia no puede ser diluida por el organismo, pudiendo servir para crear un desbalance en el pH del organismo y, por ende, se exponga a una infección por bacterias o virus.
Lubricantes hidrosolubles de base acuosa
Yo considero que son los mejores, son los lubricante eróticos más naturales y que mejor se absorben por el cuerpo. Tienen más usos, especialmente para las mujeres.
Es el mas sano, no tienen parabenos ni derivados del petróleo, por lo cual es difícil que resulte alérgico.
El único problema es que se evapora, entonces para una larga duración de sexo, tendrías que estar aplicando varias veces.
Aunque es de base agua, posee una textura densa y te deja la piel como enjabonada pero sin que tenga jabón.
La mayoría de lubricantes de sabores son de base agua porque también pueden comerse y no tener problemas de toxinas ni nada similar. Los lubricantes de sabores sirven para aplicar en todo el cuerpo y chupar, lamer, para el sexo oral y todo lo que se te ocurra.
Muchas mujeres por muchos factores desarrollan sequedad vaginal y pueden utilizar lubricantes de agua y mantener su flora vaginal en buen estado, estos son respetuosos con nuestro cuerpo.
Se secan más rápido que los  de base oleosa.
Irritan generalmente menos las mucosas y demás superficies del cuerpo. Este tipo de lubricantes tiene la tendencia a secarse durante el uso, pero aplicando agua o saliva es suficiente para "reactivarlo".
Este tipo de lubricantes de base acuosa son incompatibles con los juegos sexuales en el agua (bañeras, piscinas), dado que se disuelven en el agua.
Lubricante de silicona
Al ser de silicona dura mucho más que el de base agua, es adecuado para penetraciones, sobre todo penetración anal.
Éste sí se puede utilizar cuando tengas relaciones sexuales en el agua, porque éste no se disuelve en el agua.
En MejorConSalud nos enseñan y nos aconsejan lo siguiente:
Coloca una pequeña parte del gel en la mano o solamente en tus dedos.
Espárcelo por toda la zona externa de la vagina permitiendo que se mezcle con tu propio lubricante natural.
Puedes pedirle a tu pareja que te coloque el lubricante y comenzar a interactuar con los juegos preliminares.
Hazte o permite que te hagan masajes en la zona genital con el lubricante. Esto generará una acción relajante y estimulante ideal para comenzar la relación sexual.
Si vas a usarlo con juguetes sexuales, aplica un poco en el objeto y un poco en la zona donde lo disfrutarás.
También puedes untar un poco de lubricante en el condón y hacer más placentero el contacto con tu pareja.
Prepárate para gozar de la acción.
 
 
Consejos
Existen lubricantes que se enfrían o se calientan con la fricción. Son buenos para aumentar la diversión y «calentar motores»; sin embargo, hay personas sobre todo mujeres que les causa escosor e irritación. Ten cuidado con éste tipo de lubricantes, comprueba que no te irrite, es aconsejable usar para juegos previos y retirar con la boca, no se aconseja usar dentro de la vagina, ni en los labios.
Todos los lubricantes se pueden usar con preservativo
Cuidado con las vaselinas porque rompen los preservativos y por ser derivados del petróleo no son buenos.
Se recomienda usar lubricantes de base agua con los juguetes eróticos de silicona, los juguetes eróticos siempre deben lavarse después con un jabón de pH neutro para que tenga una vida útil más larga.
Se debe guardar el lubricante en un lugar fresco, seguro y seco, así como revisar la fecha de caducidad antes de utilizarlo.
No olvides examinar los ingredientes de los lubricantes para prevenir la aparición de alergias o irritaciones.
Nunca utilices un lubricante que no sea compatible con el látex, si se usa un condón de ese material.
Los de mayor viscosidad son recomendables para sexo anal, juguetes sexuales y sexo bajo el agua.
Los de baja viscosidad son apropiados para penetración vaginal o sexo oral.
El recipiente siempre debe cerrarse bien después de usarlo y no exponerlo al sol o al calor excesivo; de lo contrario, se dañará.
 

Dejar un comentario